Células Madre de Médula Ósea

Las células madre dentro de la médula ósea, el tejido semilíquido que tenemos en el interior de alguno de nuestros huesos como las vértebras, el esternón y la cresta ilíaca. Este tejido es conocido coloquialmente como tuétano y contiene células vivas que son esenciales para el funcionamiento y mantenimiento de nuestro organismo.

En la médula ósea se producen durante el transcurso de nuestras vidas las células de la sangre incluyendo plasma rico en plaquetas, glóbulos rojos y células del sistema inmune debido a que contiene las células madre (progenitoras) de la sangre. Asimismo, en ella conviven células progenitoras del sistema osteoarticular conocidas como células mesenquimales que han demostrado ser necesarias para la creación de tejidos como el hueso y el cartílago.

células madre

Fuente: http://stemcells.nih.gov/info/scireport/pages/chapter4.aspx

Actualmente se está llevando a cabo una intensa investigación a nivel internacional para aprovechar las cualidades biológicas de estas células en la reparación/regeneración clínica de lesiones que afectan a nuestros huesos y cartílagos y mejorar así el resultado de los tratamientos habituales. Sin embargo aún existen dudas en la comunidad científica sobre si las células progenitoras mesenquimales, aún siendo necesarias, son suficientes ellas solas para reparar/regenerar tejidos.

En este contexto se han desarrollado aproximaciones terapéuticas que buscan utilizar el potencial natural de nuestro cuerpo para regenerarse y que se basan en el uso de la médula ósea y de todo su contenido celular, incluyendo células progenitoras y maduras, durante las intervenciones quirúrgicas para facilitar y acelerar la reparación de los tejidos.

El doctor Cugat y su grupo multidisciplinario en la Fundación Garcia Cugat estan realizando diversos estudios para valorar el potencial regenerador de la médula ósea en patologías articulares de rodilla y cadera. Lo que hacen es, de forma paralela al tratamiento habitual, aspirar médula ósea para obtener y concentrar aquellas células que participan activamente en los procesos de reparación del tejido osteoarticular y obtener un producto, concentrado de células madre de médula ósea, que se aplica en las zonas de lesión.