Ecografía Musculoesquelético

Ecografía MusculoesqueléticoLa ecografía es una técnica de diagnóstico por la imagen y su uso en el sistema musculo-esquelético, en especialidades como la traumatología o la medicina del deporte, está en auge.

Es una técnica dinámica que nos permite diagnosticar lesiones, situar y cuantificar el grado de las mismas, dar un pronóstico al deportista, proponerle un tratamiento y realizar controles evolutivos.

Al ser una técnica no invasiva, podemos realizar tantas exploraciones como deseemos, con lo que la técnica se convierte en el “fonendoscopio” del traumatólogo del deporte.

A su vez, en su vertiente intervencionista, la ecografía es cada vez más útil para realizar tratamientos guiados de lesiones del aparato locomotor. Aporta precisión a nuestros tratamientos, pues somos capaces de visualizar la estructura a intervenir y controlar la aguja en cualquier momento del procedimiento.

La ecografía permite identificar perfectamente las distintas estructuras del aparato locomotor (músculos, tendones, tejido conectivo, ligamentos, etc.) por lo que son muchas las indicaciones para diagnosticar y a la vez tratar:

Lesiones musculares

Lesiones de cadera (lesiones de la articulación coxofemoral, del trocánter mayor, del músculo piramidal, de la tuberosidad isquiática, etc.).

Lesiones de rodilla (ligamento cruzado anterior, ligamento colateral medial, ligamento colateral lateral, tendinopatías del tendón rotuliano, cuadricipital, de la pata de ganso, de la cintilla iliotibial, del quiste de Baker, etc.).

Lesiones del tobillo (lesiones de ligamentos, tendinopatías del Aquiles, tibial posterior, flexor hallucis longus, peroneos, bursitis retrocalcánea y retroaquílea, del seno del tarso, etc).

Lesiones del pié (fascitis plantar, espolones calcáneos, neuromas de Morton, etc.)

Lesiones de hombro (bursitis, tendinopatías calcificantes, artroparías de la articulación acromio-clavicular, etc.).

Lesiones del codo (tendinosis del bíceps braquial, eicondilitis i epitrocleitis, etc.)

Lesiones de muñeca y mano (lesiones articulares, tendinosis de Quervain, dedos en resorte, quistes o gangliones, etc.).

La punción guiada a través de la ecografía nos permite inyectar diferentes sustancias para tratar todo tipo de lesiones. Entre otras, anestésicos locales, corticosteroides, polidocanol, ácido hialurónico y plasma rico en plaquetas, según las necesidades. A la vez, facilita el drenaje de colecciones, quistes, hematomas enquistados o coagulados, abcesos, etc. y realizar biopsias percutáneas.