Resonancia Magnética RMN

RMN-ResonanciaLas pruebas de imagen tienen una importancia esencial en la evaluación de los pacientes para delimitar y asegurar los diagnósticos sospechados mediante la historia clínica y la exploración física.

Son pruebas complementarias al diagnóstico y por tanto deben tenerse en cuenta dentro de la batería de pruebas que se pueden realizar bajo las indicaciones de un médico responsable., que está delimitando un diagnóstico y decidiendo una línea de tratamiento.

Todas las pruebas diagnósticas requieren de la utilización de aparataje que en ocasiones puede ocasionar molestias o dolor en los pacientes. Es por ello que su uso debe estar limitado a las indicaciones de los profesionales y por tanto estar médicamente justificadas.

La resonancia magnética nuclear RMN es una prueba de imagen que se basa en el campo magnético y su relación con los tejidos. Es la mayor parte de las veces totalmente inocua para el paciente, no generando dolor ni ningún tipo de irradiación.

Debe valorarse la presencia de material metálico dentro del paciente que no esté bien sujeto, puesto que puede movilizarse con el uso de la resonancia magnética. Esto no incluye ni los tornillos, ni placas ni prótesis o cualquier material de osteosíntesis firmemente sujeto al hueso que no tiene posibilidad de movilizarse con las técnicas convencionales.

Las imágenes obtenidas permiten una mayor visualización de los huesos y articulaciones, valorando especialmente las partes blandas que no pueden visualizarse con otras técnicas de imagen. En especial, las posibles lesiones de menisco o ligamentos de una rodilla, los discos vertebrales de las hernias vertebrales, masas, quistes, cualquier tipo de tejido que crece en el espesor de la grasa, piel, músculos, son visualizados por esta técnica.

La necesidad de requerir múltiples imágenes que nos permitirán analizar al milímetro la región estudiada hace que estas pruebas se alarguen a veces durante varios minutos y obliguen al paciente mantenerse inmóvil. La estrechez del espacio puede producir en algunos pacientes sensación de claustrofobia y es por ello que se han desarrollado los sistemas abiertos y sobretodo sistemas más veloces que incomodan al paciente por menos tiempo.

La facilidad de visualización con esta técnica permite diagnosticar mejor muchas de las patologías que afectan el sistema muscular y esquelética de forma diaria en nuestras consultas